martes, 18 de octubre de 2016

#NiUnaMenos vs #NadieMenos: El Escudo de lo "Políticamente Correcto"

#NiUnaMenos vs #NadieMenos:

Cómo se intenta menoscabar un esfuerzo escudándose con lo "políticamente correcto"

Créditos a Liniers
El movimiento Ni Una Menos surgió a partir de periodistas, artistas y activistas argentinas, pero creció cuando la sociedad lo hizo suyo, y nació debido a una problemática que en pleno siglo XXI nos sigue afectando: la violencia machista.

El movimiento convocó una marcha en Argentina el 3 de junio del año pasado y resultó ser multitudinaria, dándose en ochenta ciudades y repercutiendo en otros países de la región, como Uruguay y Chile. Este año, revive por el asesinato de Lucía Pérez, de 16 años. Drogada, violada, empalada y asesinada. Por ser mujer. Porque existen hombres que creen que porque son hombres, tienen un derecho especial sobre las mujeres, que las deben poseer, que ellas deben decir que sí a todos sus requerimientos, que deben someterse. Y es un discurso que se repite constantemente. En particular, citando CNN, de acuerdo con cifras del Observatorio de la Igualdad de Género en América Latina y el Caribe (no dejo de preguntarme por qué separan el Caribe, pero bueno), de la CEPAL, en 2014 1.903 mujeres fueron asesinadas por el hecho de ser mujeres.

Estimados estudiantes de periodismo:
así NO se hace.

Mucha gente detesta el término "femicidio", porque piensan que por ser mujeres, les dan un trato especial (entre ellos, yo, hace años, que creía que era demasiado general, para algo demasiado específico, pero llegué a darme cuenta de lo relevante que era; la capacidad de crecer es muy importante). Lo que esta gente no entiende es que es un término referido al asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer. Esto es muy importante. No es femicidio que un payaso mate a una mujer para robarle la cartera, él bien podría haberlo hecho para quitarle el bolso a un hombre. Lo es cuando un hombre cree que tiene poder sobre ella y que hacerlo es su derecho. Como los llamados "crímenes pasionales", justificados en la mente del macho recio fornido lomo plateado, porque la mujer es su posesión y de nadie más y, por ende, no puede salir con nadie, tener vida propia ni amistades propias ni nada que el masho en cuestión no le haya otorgado en su calidad de amo y señor. Les diré un secreto: NO ES EL AMO.

Créditos a La Berenjena Maligna
El movimiento es un llamado a la conciencia, un llamado a reflexionar sobre cómo estamos avanzando como sociedades. Un llamado a dejar de justificar la violencia. ¿La violaron? Ah, debe andar vestida como puta. ¿La mató la pareja? Ella lo engañaba y le tenía la comida fría cuando volvía del trabajo. ¿La abusaron y la mataron en un viaje con una amiga? No debería estar viajando sola (donde "sola", para esta gente, se traduce como "sin un hombre", porque en el caso referenciado, eran cuatro amigas). ¿La quisieron violar? Quién te va a querer violar, fea (por alguna razón, esta gente cree que la violación es un halago; ¿o sea que si drogo a uno de esos y los sodomizo, lo estoy halagando, porque es suficientemente atractivo para eso? Creo que algo falla en la lógica de esta gente). La mentalidad machista imperante asocia que si algo malo le pasa a una mujer, es culpa de la mujer. Lo que hizo, cómo andaba vestida, por dónde andaba, con quién andaba. Es una criminalización de la víctima, cuando debiera estarse juzgando al criminal, para empezar. Por esto es que se hizo el llamado a sumarse a la convocatoria argentina en Chile.

Exhibit A: Political correctness.
Y por encima de todo esto, a algún machito ignorado se le ocurrió la genial idea de salir con lo de Nadie Menos. Como dijo alguien en Facebook, la masculinidad de algunos es demasiado frágil como para que no sean el centro de atención por una tarde. ¿Es una postura "inválida"? No. Es políticamente correcta. ¿Alguien negará que la vida de todos es importante? Probablemente no, salvo algún fascista que eche de menos las dictaduras, violaciones a los derechos humanos, muertes a algunos grupos particulares por su orientación sexual, etnia o religión. Y es por esto que se aprovechan de que resulta "feo" decir que su "postura" no es válida, para tratar de invalidar o invisibilizar una lucha particular. Al final, lo que ellos dicen es "oh, defendamos a todos por igual, muchos hombres mueren también". No shit, Sherlock. Pero esos hombres no mueren porque viven en un sistema que los trata de inferiores y de propiedad de otros, por el hecho de haber nacido con un set de genitales, en lugar de otro. Estos hombres no son evaluados para ser contratados según sus atributos físicos o genitales, no se les anda tocando en lugares públicos, no corren riesgos como que no los contraten porque puedan tener hijos ni se les cobra extra por la posibilidad de tenerlos. ¿Existe violencia hacia el hombre? Por supuesto. Y parte de la lucha feminista es revelar esta violencia. Cuando un hombre no está de acuerdo con los estándares del machismo respecto de qué debe ser un verdadero "hombre", se le minimiza y se le pone al nivel de la mujer (el típico insulto: "es niñita" o "afeminado"), ¿no es esto, acaso, una clara muestra de que la mujer es vista como algo inferior, además? Y el hombre que no es considerado "hombre", automáticamente pasa a ser visto como inferior, también. Al final, esta "campaña" de Nadie Menos, lo único que pretende es, lamentablemente, minimizar la original y ocultarla. Es su forma de decir, como señalan algunos, "uy, sí, uds tienen problemas; yo, como hombre, también los tengo y son más graves, porque soy hombre; uds son exageradas".

En el fondo, todo se resume en que los creadores de la campaña aseguran que no existe nada malo en cómo se está tratando a las mujeres y que por ello, todos sus pataleos son o búsqueda de privilegios (no de igualdad) o exageraciones (como si no estuvieran en desventaja social o fueran mucho más vulnerables en algunas situaciones).

Hágase un favor a ud y a las futuras generaciones: no sea machista.

1 comentario:

Lady Deathpoet dijo...

Una gran entrada me ha gustado y es cierto